Hopsteiner España

Septiembre 2018

La Nueva Crónica



El lúpulo, una apuesta de futuro. La consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos, se mostró este miércoles optimista sobre la evolución de este cultivo en la provincia, durante su visita a una de las plantaciones de ‘oro verde’ de la comarca del Órbigo, donde se cultiva, aproximadamente, el 95% del total del país.

Marcos auguró a este cultivo un «futuro prometedor» dadas las líneas de trabajo y los proyectos que existen en marcha, en los que colaboran, además de la Institución Autonómica, la SAT Lúpulos de León, Hopsteiner y la ULE. El fin último de estas propuestas es aumentar su rentabilidad, el crecimiento, la innovación y la sostenibilidad, pero para ello lo primero es atender las «necesidades de los lupuleros, en primer lugar buscando esa estabilidad que necesitan cuando hay malos años, como fue el pasado, para que ellos mismos puedan gestionar el seguro. Trabajamos a nivel nacional para que puedan tener mejoras en el seguro y también para que el lúpulo tenga una regulación que permita acceder a las ayudas sin tener problemas de competencias a nivel europeo. Esto estaba cerrado y doy por hecho que el nuevo Gobierno lo apoyará», manifestó Marcos.

PRODUCTIVIDAD Y VARIEDADES

En el apartado de la búsqueda de rentabilidad e innovación, destacar que existen actualmente cinco proyectos de investigación. En primer lugar, la consejera hizo mención de un Plan 2017-2020, que permite compartir proyectos, ya que se ha optado por operativos nacionales. Esto se ha llevado a cabo junto con las comunidades de Galicia y País Vasco, con el apoyo de Hopsteiner, Lúpulos de León y la Universidad. «Se trata de una línea de colaboración entre productores, industria y distribución», incidió Marcos, aludiendo a que la primera línea de trabajo que se ha puesto en marcha tiene que ver con el aumento de productividad reduciendo costes en el regadío. «En este momento se está regando a manta. El primer año, en las fincas que hemos pilotado, el riego por goteo subterráneo ha permitido tener datos de reducción de consumo de hasta un 70% y de contaminantes por la filtración que supone el riego a manta de los fertilizantes, que tendrían que reducir también su consumo en un 20%, lo que supondría otro ahorro. Son proyectos que mejoran la productividad y reducen el impacto medioambiental», destacó.

"El riego por goteo subterráneo ha permitido una reducción del consumo del 70%"

Otra cuestión importante y sobre la que se está trabajando es la relativa a las variedades de lúpulo; «algo demandado también por las cerveceras artesanales». Marcos señaló que también se esta avanzando en el cultivo ecológico y afirmó que «si fuéramos capaces de llegar a buen puerto con estas variedades, que además se cultivan de forma ecológica, el cálculo estimado de beneficio puede suponer hasta el doble de lo que está suponiendo cada hectárea de lúpulo en la actualidad».

La consejera mencionó que en este momento se ha invertido en proyectos de investigación un millón de euros, entre la Junta, Lúpulos de León y Fondos Europeos a través del Ministerio. A esto hay que sumar las líneas de ayudas a lo que puede ser la modernización del regadío. «Inversiones adaptadas a la mejora del cultivo, a nuevas variedades, al cultivo ecológico, a nuevos mercados y a mejorar la rentabilidad. Creo que tenemos los elementos para decir que el lúpulo tiene futuro»